¿Por qué es importante la ortografía?

No sólo el corrector de textos, sino también muchos profesores se cruzan, cada vez más, con esta pregunta o con comentarios del tipo DejAme-QUe-€shCribAh-CoMOh-KIeRA que le paralizan el alma y el corazón; la cultura audiovisual y los bajos índices de lectura ganan la batalla a la ortografía, cuya calidad ha descendido de una década a esta parte.

En España no ha habido ni hay la sensibilidad deseable para la formación lingüística de los ciudadanos. Hablamos, escribimos, incluso leemos mal. Sólo nos faltaba ahora la invención de esos sistemas de transmisión electrónica de mensajes, que atentan peligrosamente contra su integridad.

Joan Martí i Castell

Teniendo en cuenta que, a día de hoy, gran parte de nuestra comunicación diaria se realiza por escrito (mediante Facebook, Twitter, blogs, mails…) quizá el motivo más importante para escribir correctamente es que, si queremos que los demás entiendan lo que les intentamos decir, es  imprescindible adecuarse a una normativa que facilite tanto la emisión como la interpretación del mensaje. El español está formado por más de 110.000 palabras, sin contar con las conjugaciones verbales; dado que es prácticamente imposible conocerlas todas, es aquí donde esta necesidad normativa empieza a cobrar sentido: ya que no conozco todas las palabras de mi idioma, al menos puedo recurrir a unas normas generales que me ayuden a comunicarme.

En el ámbito de lo personal, las redes sociales evidencian esta necesidad normativa: ¿qué sentido tendría actualizar
nuestro estado en Facebook si no se entendiera lo que decimos? Una buena ortografía nos evitará malas interpretaciones sobre lo que escribimos y nos ahorrará, probablemente, más de un disgusto: es  la carta de presentación que mostramos a nuestros conocidos y amigos, sin olvidar, además, que cada vez es más recurrente utilizar este y otros medios sociales como vía para captar empleo.

Errores ortográficos en Facebook

Como ejemplo, rescatamos un artículo de La Vanguardia que trata sobre cómo Facebook ha revelado que ha descendido el nivel de escritura; no obstante, esta apertura de lo escrito que vino de la mano de las redes sociales no es sino el paso siguiente a los Hoygan que pululaban hasta no hace tanto por foros y chats de todo tipo.

En mi humilde opinión, considero que esta poca estima que se le tiene actualmente a la ortografía se debe a un mal enfoque de la misma: el tener que memorizar tropocientas mil reglas ortográficas con rimas absurdas (¿quién no recuerda el clásico <<delante de p y b, m pondré>>?) no debería considerarse una tortura, sino una herramienta que promueva la igualdad entre clases sociales muy diferentes entre sí y con niveles educativos, por ende, dispares. El hecho de escribir de acuerdo con una normativa común elimina estas diferencias, en la medida que cualquier persona, sea cual sea su estrato social, será capaz de emitir un mensaje claro, coherente e inteligible  que le permita dar respuesta e, incluso, defenderse y estar al mismo nivel —aunque sea sólo en el plano ortográfico— de alguien con una formación mucho más amplia.

Errores ortográficos en anuncios

Artículos relacionados:

Laura Palau

Facebook Twitter Linkedin Email

Opina